Go Back

Conejo al ajillo

Sencillo, tradcional y con un sabor inolvidable. El ajo da un sabor especial a ésta carne de caza.
Tiempo de preparación10 min
Active Time30 min
Tiempo total40 min
Plato: Caza, Principal
Keyword: conejo
Yield: 6
Calorías: 212kcal
Autor: Alquitara - Global Accesible ASC

Ingredientes

  • 1 conejo de 1,5 Kg ya troceado de caza
  • 1 cabeza de ajo (8-10 dientes de ajo) si es posible de Arándiga
  • 200 ml Vino Blanco navarro
  • 150 ml Aceite virgen de oliva del Bajo Aragón
  • 1 Tomillo fresco de los montes de Zaragoza
  • Sal y pimienta al gusto
  • 4 patatas medianas

Elaboración paso a paso

  • Comenzamos por aderezar el conejo con sal y pimienta, y lo dejamos reposando hasta que lo cocinemos.
  • Pelamos los dientes de ajo, unos 8-10 suelen traer las cabezas.
  • Para que suelten más sabor vamos a estallarlos ligeramente. Bastará con presionar sobre el diente de ajo con el cuchillo, hasta que oímos que se rompe. Reservamos.
  • En una cazuela ancha y plana, vertemos una lámina de aceite de oliva virgen extra y calentamos a fuego medio. En cuanto coja temperatura, añadimos los ajos y bajamos a fuego bajo.
  • Queremos que los ajos se vayan tostando poco a poco, soltando todo su sabor al aceite pero sin que se arrebaten o pasen de punto.
  • Tenemos que controlarlos y que en ningún momento lleguen a quemarse. Tras 5-6 minutos podemos retirar los dientes de ajo, que reservamos para más adelante.
  • Subimos ahora el fuego y en cuanto el aceite esté caliente comenzamos a freír el conejo vuelta y vuelta. Cocinamos hasta que vemos que están bien doraditos los trozos de carne.
  • Vertemos ahora el vino y dejamos que cueza para que se vaya evaporando el alcohol. Pasados 5 minutos se habrá formado una salsa entre el aceite, el vino y los jugos que fue soltando el conejo.
  • Incorporamos de nuevo los dientes de ajo que teníamos reservamos y opcionalmente podemos añadir alguna hierba fresca aromática, tomillo fresco, por ejemplo.
  • Tapamos y cocinamos a fuego medio durante 20 minutos. En ese tiempo la salsa se irá espesando y adquiriendo una textura ligeramente cremosa. A mitad de cocción podemos darle la vuelta a alguna pieza de carne que sobresalga de la salsa.

Notas

  • Como guarnición, una simple ensalada mixta, patatas, arroz blanco, un puré de verdura y patata, etc.
  • En la cocina española el ajo es omnipresente, hasta tal punto que se ha dicho que es un embajador de nuestra gastronomía en el mundo.
  • Además de aportar sabor a nuestras recetas, es un alimento con cualidades saludables. Si no lo usáis porque os repite mucho sabed que para evitarlo basta con abrir el diente de ajo con un corte y extraer el germen de su interior sin mayor dificultad.
  • Cuando vayáis a comprarlos escoged ajos bien secos exteriormente, con las cabezas firmes, compactas y sin brotes verdes. Una vez en casa, conservadlos en lugares frescos, secos y con ventilación.